La Unión Europea: el proceso de integración y la ciudadanía europea
    DE LAEKEN A COPENHAGUE - COLECCIÓN DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS
 


   

Vuelta a la colección de artículos

Giscard propone la creación de una ciudadanía europea en su borrador de Constitución
El texto prevé además el establecimiento de una tercera Cámara legislativa comunitaria

C. YÁRNOZ - Bruselas

EL PAIS | Internacional - 25-10-2002

El presidente de la Convención sobre el futuro de la UE, el francés Giscard D'Estaing, ha propuesto que los europeos tengan en el futuro una doble ciudadanía, la nacional y la europea. Así lo ha incluido en el primer esquema o esqueleto escrito de la Carta Magna europea redactado por él mismo y presentado el pasado día 17 a los 12 miembros del Presidium de la Convención. El texto lo componen 49 artículos, uno de los cuales prevé la creación de otra Cámara legislativa integrada por representantes de los Parlamentos nacionales, y será presentado públicamente el lunes.

Con el esquema planteado por Giscard, aún sometido a correcciones y enmiendas en la Convención, los textos legales básicos de la UE serán dos: una Constitución propiamente dicha y una fusión de los actuales Tratados con las normas fundamentales sobre mercado, competencia, política exterior..., a lo que se añadirán unas cláusulas finales. La Constitución, con un preámbulo en el que se citarán los valores comunes en los que está basada la Unión, incluirá la Carta de Derechos Fundamentales de la UE.

Los clásicos tres pilares de la UE (mercado interior, política exterior y justicia e interior) desaparecerán. De los actuales 414 artículos del Tratado, 205 no se modificarán, 136 lo serán en parte y el resto serán cambiados radicalmente. El texto final empezará a redactarse en enero.

Uno de los artículos más llamativos propuestos por Giscard es el relativo a la doble ciudadanía. No obstante, algún miembro del Presidium planteó el pasado día 17 que ese punto podría causar problemas legales a los ciudadanos de terceros países que residen en la UE a la hora, por ejemplo, de participar en las elecciones europeas.

Otro punto relevante consiste en deslindar qué debe ser aprobado por unanimidad por todos los Estados, como la propia Constitución, por ejemplo, y qué otros textos de vital importancia pueden ser aprobados simplemente por una mayoría de Estados que a su ves representen más del 50% de la población de la UE. Tratados como el de Niza o incluso los de adhesión de nuevos miembros podrían entrar en vigor aunque algún país se opusiera en referéndum o a través del correspondiente Parlamento nacional, lo que evitaría bloqueos de acuerdos de gran calado por parte de uno o dos países.

Europa Unida

Por primera vez, en el texto preparado por Giscard, quien ya ha dicho que para el futuro prefiere que la UE cambie su nombre por el "Europa Unida", se cita el mecanismo legal que podría ser utilizado por un país que deseara abandonar el club. Varios miembros del Presidium creen que, si un socio incumple los principios básicos de la UE o se rechaza un nuevo Tratado o la Constitución, debiera plantearse abandonar la Unión.
Otra idea expuesta en el texto de Giscard consiste en crear en Bruselas una especie de tercera Cámara con poderes legislativos (ya existe el Consejo y la Eurocámara) integrada por representantes de Parlamentos nacionales. Giscard asume la creación de la figura de un presidente del Consejo para varios años, como proponen José María Aznar, Jacques Chirac, Tony Blair y, desde hace un semana, Gerhard Schröder.

Ayer, Giscard expuso en la cumbre de Bruselas a los jefes de Estado y de Gobierno de los Quince los avances en los trabajos de la Convención y, aunque les habló de ese esqueleto constitucional, apenas les adelantó detalles porque su contenido aún está sometido al debate del Presidium y al pleno de la Convención.

El documento inicial sorprendió el pasado día 17 a los integrantes del Presidium, entre los que figuran representantes de Gobiernos, Eurocámara, Parlamentos nacionales y Comisión. Varios de ellos plantearos serias objeciones al documento, entre otras cosas porque el ex presidente francés había introducido ideas que o no han sido tratadas en profundidad en la Convención o incluso han sido expresamente rechazadas en ese foro.
 

Vuelta a la colección de artículos

Introducción| Proceso de Integración | Orígenes 1919-1939 | Orígenes 1945-1957 | Tratados de Roma| Acta Única Europea| Tratado de Maastricht | Tratado de Amsterdam | Desafíos del futuro | Tratado de Niza | Ciudadanía Europea | La Ciudadanía de la Unión | Ciudadanía e Identidad | Glosario A-E| Glosario F-Z| Cronología | Biografías | Enlaces | Textos | Versión en Inglés | Versión en portugués | Home |

Web de Juan Carlos Ocaña  
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa 
Alcorcón (Madrid) 
ESPAÑA