La Unión Europea: el proceso de integración y la ciudadanía europea
    DE LAEKEN A COPENHAGUE - COLECCIÓN DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS
 


   

Vuelta a la colección de artículos

El largo camino hacia la plena integración
La UE exige a Ankara que acabe con las torturas a los detenidos y respete a las minorías

C. YÁRNOZ / B. ESTERUELAS, ENVIADOS ESPECIALES - Copenhague

EL PAÍS | Internacional - 15-12-2002

La UE acordó el viernes en Copenhague que Turquía podrá iniciar las negociaciones para entrar en la Unión si a finales de 2004 se comprueba que cumple los requisitos democráticos para acceder al club. Hoy está lejos. Los Quince reconocen que Ankara ha hecho "progresos destacables", pero que aún le queda un largo camino que puede retrasar al menos 10 años su ingreso. De entrada, le exige que acabe con las torturas en cárceles y comisarías, frene la corrupción, reduzca la primacía del poder militar en muchas áreas y respete a las minorías. La Unión Europea empuja también a Turquía a hallar una solución para la dividida Chipre.

Entre el 1 de octubre de 2001 y el 30 de junio de este año, han sido 1.874 los recursos presentados contra Turquía ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. De ellos, 304 sobre ataques a la libertad de expresión y 246 con denuncias de tortura. Diez policías acusados de torturar en 1996 a 16 jóvenes en Manisa, al oeste de la provincia de Anatolia, no han sido aún juzgados. Cincuenta y siete personas han muerto ya en huelgas de hambre en las Prisiones F, las de máxima seguridad.

Desde 1999 sigue abierto el proceso contra 161 funcionarios acusados de asesinar a 10 detenidos en la cárcel de Ulucanlar. Dos políticos del partido HADEP desaparecieron en enero de 2001. El año pasado, 176 causas judiciales abiertas contra 358 civiles fueron vistas ante tribunales militares especiales. En 2000, hubo 855 expedientes abiertos por corrupción.

Son éstos algunos ejemplos incluidos en el informe que la Comisión Europea dedicó a Turquía en octubre. Pese a ello, y pese al mayoritario rechazo en las encuestas de la UE a la incorporación de Ankara, los Quince han cerrado en parte el tenso y profundo debate sobre si Turquía es o no Europa. Los líderes europeos han dicho que sí, frente a quienes sostienen que sólo es europeo un 5% del territorio (40.000 de los 800.000 kilómetros cuadrados) de un país musulmán de 68 millones de habitantes.

Recep Tayyib Erdogan, el nuevo líder turco, ha reiterado en Copenhague su voluntad de profundizar en las reformas y acercar Turquía a la UE . "Demostraremos que un país musulmán puede ser demócrata.

Continuaremos los esfuerzos para que Turquía cumpla los criterios democráticos requeridos por la UE".
Es él precisamente el protagonista de un ejemplo de atropello contra la democracia recogido en el documento de Bruselas, debido a que los tribunales electorales le impidieron presentarse a las elecciones del 3 de noviembre, en las que venció su partido islámico moderado.

Abolida la pena de muerte

Ahora, el Parlamento acaba de rehabilitar políticamente a Erdogan. Es también éste un ejemplo como los muchos que menciona la Comisión a la hora de destacar los avances y reformas que está haciendo Turquía para acercarse a la UE. Así, recuerda que en agosto pasado fue eliminada la pena de muerte en tiempos de paz, un cambio legal que benefició al líder kurdo Abdalá Oçalan. La pena capital, que no se aplicaba desde 1984, ha sido sustituida por la cadena perpetua. Los condenados por terrorismo deben cumplir íntegramente la sentencia.

En el paquete de reformas legales de este año se redujo el campo de acción del todopoderoso Consejo Nacional de Seguridad, integrado por los cinco generales de mayor peso del país, el presidente de la República, el primer ministro y los titulares de Defensa y Exteriores.
También se admitió por vez primera el uso de la lengua kurda en colegios y medios de comunicación. Pero son dos buenos ejemplos de avances legales que no acaban de calar en la realidad diaria del país.
"No basta con reformar la Constitución y las leyes; hay que asumirlas y aplicarlas", afirman en el Ejecutivo comunitario, que recuerda otro preocupante dato: entre enero y mayo de este año fueron prohibidos 40 libros y, según el Ministerio del Interior turco, en 2001 fueron retirados de la circulación 1.309 libros y periódicos. Las quejas de persecución de periodistas y de restricción de la libertad sindical son también abundantes.

Por todos estos hechos, los Quince, a la vez que abrían el viernes pasado las puertas de la Unión Europea a Turquía bajo una inusitada presión del Gobierno de Estados Unidos, dejaron claras sus exigencias y advertencias pese a las acusaciones que han recibido desde Ankara de discriminar a este país musulmán. "La Unión reconoce la determinación del nuevo Gobierno turco de seguir avanzando por el camino de las reformas y, en particular, le insta a que resuelva rápidamente las carencias restantes en el ámbito de los criterios políticos, no sólo en relación con la legislación, sino también con respecto a la aplicación". "La Unión recuerda que la condición de país miembro requiere que un candidato haya logrado la estabilidad de las instituciones que garantizan la democracia, el Estado de derecho, los derechos humanos y el respeto a la protección de las minorías".

Vuelta a la colección de artículos

Introducción| Proceso de Integración | Orígenes 1919-1939 | Orígenes 1945-1957 | Tratados de Roma| Acta Única Europea| Tratado de Maastricht | Tratado de Amsterdam | Desafíos del futuro | Tratado de Niza | Ciudadanía Europea | La Ciudadanía de la Unión | Ciudadanía e Identidad | Glosario A-E| Glosario F-Z| Cronología | Biografías | Enlaces | Textos | Versión en Inglés | Versión en portugués | Home |

Web de Juan Carlos Ocaña  
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa 
Alcorcón (Madrid) 
ESPAÑA