La Unión Europea: el proceso de integración y la ciudadanía europea
    DE LAEKEN A COPENHAGUE - COLECCIÓN DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS
 


   

Vuelta a la colección de artículos

Los Quince abren en Copenhague la puerta de la Unión Europea a Turquía
La oferta está supeditada a que Ankara cumpla los criterios políticos para la adhesión

B. ESTERUELAS / C. YÁRNOZ - Copenhague

EL PAÍS | Internacional - 13-12-2002

La Unión Europea decidió ayer abrir definitivamente las puertas a Turquía. Los Quince acordaron proponer a Ankara que, si a finales de 2004 cumple los requisitos democráticos, la Unión iniciará "cuanto antes" las negociaciones de adhesión. El nuevo Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, el líder del partido islámico vencedor de las elecciones del pasado noviembre, buscaba en Copenhague arrancar una fecha más concreta y más cercana (el año que viene), y en cualquier caso antes de que la Europa de los Veinticinco sea una realidad el 1 de mayo de 2004. Nadie podía imaginarlo hace sólo unos meses. Si los nuevos dirigentes turcos aceptan hoy la oferta, por primera vez en la historia de la UE, un país musulmán podría no sólo formar parte del selecto club europeo, sino que, con sus 68 millones de habitantes de hoy, se convertiría en el futuro en el mayor estado de la Unión si se mantiene su actual ritmo demográfico. Cumpliría así Ankara un sueño que inició en 1987 al solicitar el ingreso, aunque tardó doce años en conseguir el estatuto de país candidato. Eso sí, nadie sabe cuántos años tardarían en concluir las negociaciones.
El primer ministro danés, Anders Fogh Rasmussen, anunció esta madrugada la oferta, pero se negó a dar una fecha concreta: "Cuanto antes, cuanto antes", repitió. "El Consejo Europeo decidirá a finales de diciembre de 2004, una vez examinado el informe que haga al respecto la Comisión Europea". El dictamen no será realizado por la Comisión Prodi, sino por su sucesora, que tomará posesión el 1 de noviembre de ese año.

No es el mejor de los escenarios posibles para Ankara, que teme que la UE a 25 pueda por alguna circunstancia bloquear la negociación o que el problema de la división de Chipre no haya sido definitivamente resuelto para entonces.

Turquía desembarcó ayer en Copenhague con toda su mejor batería para arrancar una buena oferta a cambio de facilitar una pronta solución al contencioso chipriota. Recep Tayyip Erdogan llegó con el primer ministro, Abdulá Gul, tras su viaje a Washington, ufano por el fuerte respaldo del presidente Bush a sus aspiraciones de entrar cuanto antes en el club europeo.

"Nosotros hemos hecho los deberes. Quien está ahora a prueba es la UE", afirmó Erdogan antes de reunirse con el primer ministro griego, Costas Simitis, al referirse al paquete de reformas democráticas presentadas. Rasmussen elogió ayer la voluntad del nuevo gobierno de democratizar el país. "Las últimas reformas son un gran paso hacia la buena dirección". Reino Unido, España, Italia y Grecia querían que las negociaciones pudieran comenzar en 2004. Alemania y Francia proponían no hacerlo antes de julio de 2005.
El tándem turco se entrevistó también con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi; el británico, Tony Blair, y el danés, Anders Fogh Rasmussen. Lo hará hoy con el presidente francés, Jacques Chirac, y el canciller alemán, Gerhard Schröder. "Voy a ser el abogado de vuestra causa", les dijo Berlusconi a Erdogan y Gul.

Por la mañana, los turcos habían dejado claro que para ellos era "inaceptable" el horizonte de julio de 2005 apuntado por París y Berlín, porque las pretensiones de Ankara pasaban por evitar que su caso fuera abordado tras el 1 de mayo de 2004, cuando una UE impredecible formada por 25 naciones (una de ellas Chipre) podría llegar a bloquear su ingreso si para entonces no estaba resuelto el contencioso chipriota. La capital danesa era ayer escenario de otra negociación, la del mediador de la ONU para Chipre, Álvaro de Soto, con los representantes de las comunidades grecochipriota y turcochipriota.

De Soto confía al menos arrancar una especie de "compromiso de dinámica negociadora" por el cual ambos lados seguirán estudiando el plan del secretario general de la ONU, objeto de una revisión mejorada esta semana. El nuevo plan reduce la presencia militar de fuerzas griegas y turcas y rebaja también el de desplazados griegos que podrán volver a sus casas abandonadas tras la división de la isla en 1974, que a día de hoy cuenta con algo menos de un millón de habitantes, cerca del 80% residentes en el sur. La propuesta de Annan mantiene la idea de recortar del 36% al 28% la extensión de territorio controlado por los turcochipriotas y de crear un estado con dos comunidades y una presidencia rotatoria a semejanza de los modelos suizo o belga.

A las dificultades que supone que el éxito de las negociaciones dependa del resultado de otras (las aspiraciones europeas de Turquía) se suma en Copenhague la ausencia del presidente de la República Turca del Norte de Chipre, Raouf Denktash, debido, según la versión oficial, a un nuevo resquebrajamiento de su delicada salud. Otras fuentes indican que prefirió no venir al no tener muchas esperanzas de cerrar lo que él todavía califica como "un matrimonio forzado". Quien sí está es Glafcos Clerides, presidente de la República de Chipre, la parte sur de la isla, mucho más rica que el norte, que obtendrá hoy el visto bueno de los Quince para el ingreso en la UE.

Vuelta a la colección de artículos

Introducción| Proceso de Integración | Orígenes 1919-1939 | Orígenes 1945-1957 | Tratados de Roma| Acta Única Europea| Tratado de Maastricht | Tratado de Amsterdam | Desafíos del futuro | Tratado de Niza | Ciudadanía Europea | La Ciudadanía de la Unión | Ciudadanía e Identidad | Glosario A-E| Glosario F-Z| Cronología | Biografías | Enlaces | Textos | Versión en Inglés | Versión en portugués | Home |

Web de Juan Carlos Ocaña  
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa 
Alcorcón (Madrid) 
ESPAÑA