La Unión Europea: el proceso de integración y la ciudadanía europea
    DE LAEKEN A COPENHAGUE - COLECCIÓN DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS
 


   

Vuelta a la colección de artículos


El Partido Popular Europeo propone que la Constitución de la UE recoja menciones expresas a la religión
Los conservadores subrayan en su proyecto lo que 'Europa debe a su herencia religiosa'

CARLOS YÁRNOZ - Bruselas

EL PAIS | Internacional - 13-11-2002

El Partido Popular Europeo (PPE) presentó ayer en Bruselas el primer borrador completo de una Constitución para Europa integrado por un preámbulo y 119 artículos, en el que se incluyen tres referencias específicas a la religión y a la herencia religiosa. El texto fue explicado en conferencia de prensa por el presidente del PPE, el belga Wilfried Martens, y el responsable de ese partido en la Convención sobre el Futuro de Europa, el alemán Elmar Brok, quienes rechazaron la creación de la figura de un presidente del Consejo de la UE, en contra de lo que defienden Jacques Chirac y José María Aznar.

La primera referencia a la religión aparece ya en el preámbulo del proyecto cuando señala: 'Los Estados y los ciudadanos de la UE, conscientes de su historia y su herencia común espiritual y moral, de los valores indivisibles y universales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad, y de lo que Europa debe a su herencia religiosa...'.

La segunda mención está recogida en el artículo 10 del borrador, que prácticamente reproduce el mismo artículo incluido en la Carta de Derechos Fundamentales de la UE: 'Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. Este derecho implica la libertad de cambiar de religión o de convicciones, así como la libertad de manifestar su religión o sus convicciones individual o colectivamente, en público o en privado, a través del culto, la enseñanza, las prácticas y la observancia de los ritos'.

La tercera alusión figura en el apartado segundo del artículo 57: 'Los valores de la Unión incluyen los valores de quienes creen en Dios como fuente de verdad, justicia, bondad y belleza, así como de aquellos que no comparten esa creencia pero respetan esos valores universales procedentes de otros orígenes'. Esta frase, como señaló ayer Martens, está inspirada en el preámbulo de la Constitución de Polonia.

El documento ha sido presentado sólo tres días después de que se reunieran en Frascati, cerca de Roma, varias decenas de dirigentes del PPE para debatir cómo debe ser la futura Constitución Europea, cuyo primer esqueleto fue difundido por Giscard D'Estaing, presidente de la Convención, el pasado 28 de octubre. Al encuentro asistió el nuncio del Vaticano ante la Unión Europea, Faustino Sainz Muñoz. En una anterior entrevista de Giscard con el Papa, éste le pidió que en la futura Constitución Europea hubiera una referencia concreta a la herencia religiosa en Europa.

La referencia a la religión en la futura Constitución Europea fue aprobada por el Congreso del PPE celebrado los pasados días 17 y 18 de octubre en Estoril, debido a una enmienda presentada a última hora por la delegación italiana, apoyada finalmente por los representantes españoles. No serán, por tanto, esas tres referencias las que despierten críticas por parte de los dirigentes del PP español, que, sin embargo, se quejaron ayer ante Martens por haber presentado un documento que, según ellos, no deja de ser 'un documento de referencia', pero no un texto consensuado por todos los dirigentes del PPE. En su presentación, el alemán Brok, que vio caer en Estoril sus tesis federalistas sobre la futura Europa, aseguró ayer que se trata de 'un documento de la familia del PPE', que, como tal, será remitido de inmediato a la Convención para su discusión.

Sin embargo, Íñigo Méndez de Vigo, eurodiputado del PP y miembro del Presidium de la Convención, echó en cara a Martens que hubiera presentado el documento sin haber contado previamente con el consenso de todos los dirigentes del grupo. 'No nos sentimos vinculados', señaló Méndez de Vigo. En el fondo, la presentación del documento pone de relieve las discrepancias que mantienen los conservadores españoles y alemanes sobre el futuro de Europa.
 

Vuelta a la colección de artículos

Introducción| Proceso de Integración | Orígenes 1919-1939 | Orígenes 1945-1957 | Tratados de Roma| Acta Única Europea| Tratado de Maastricht | Tratado de Amsterdam | Desafíos del futuro | Tratado de Niza | Ciudadanía Europea | La Ciudadanía de la Unión | Ciudadanía e Identidad | Glosario A-E| Glosario F-Z| Cronología | Biografías | Enlaces | Textos | Versión en Inglés | Versión en portugués | Home |

Web de Juan Carlos Ocaña  
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa 
Alcorcón (Madrid) 
ESPAÑA