La Unión Europea: el proceso de integración y la ciudadanía europea
    DE LAEKEN A COPENHAGUE - COLECCIÓN DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS
 


   

Vuelta a la colección de artículos


Bruselas pone en marcha una Europa de 25 países de la que excluye a Turquía
Los diez nuevos socios ingresarán en 2004 y se someterán a controles especiales

CARLOS YÁRNOZ - Bruselas

EL PAIS | Internacional - 10-10-2002


La Comisión Europea abrió ayer la puerta a la gran unificación de Europa al aprobar la entrada en la UE de diez países en el año 2004. Se trata de la oleada más numerosa y de mayor trascendencia política de toda la historia de la Unión. Pero, por primera vez en la UE, a los nuevos socios se les aplicarán durante dos años severas cláusulas de salvaguardia, según las cuales quedarían en suspenso capítulos clave de la política comunitaria si incurren en anomalías graves en los terrenos del mercado único o de justicia e interior. Bruselas intenta tranquilizar de esta manera a buena parte de los Gobiernos europeos que temen el impacto en la Unión de unos países a los que consideran poco preparados para acceder al club.
Casi trece años después de la caída del Muro, los elegidos son Lituania, Letonia, Estonia, Polonia, Hungría, República Checa, Eslovaquia, Eslovenia, Malta y Chipre. Bulgaria y Rumania, también candidatos a la adhesión, tendrán que esperar a 2007, mientras que para Turquía ni siquiera se fija una fecha para empezar a negociar la adhesión.

'Es una ocasión histórica para unir nuestro continente. Nuestro destino común es, una vez más, construir una Europa basada en la paz, la democracia, el imperio de la ley, los derechos humanos y el respeto a las minorías', declaró con solemnidad ayer el presidente de la Comisión, Romano Prodi, al presentar el informe en el Parlamento Europeo.

En el terreno político, nadie en Europa pone en duda la necesidad de completar el proyecto con la entrada de países del Este. Los problemas y desconfianzas surgen más bien en el terreno económico, aunque globalmente 'el coste de la ampliación siempre será menor que el de la no ampliación', como precisó Prodi al recordar las recientes guerras en la antigua Yugoslavia en la década de los noventa.

La UE pasará de 15 a 25 Estados, y su población aumentará un 16,5% (de 369 millones de habitantes a 454), pero su producto interior bruto (PIB) sólo aumentará un 8,3%. La renta media de esos países supera ligeramente el 44% de la media europea actual. Buena parte de las ayudas europeas (fondos regionales y agrícolas) acabarán yendo a esas regiones con perjuicio para los actuales beneficiarios, el principal de ellos España.

Sin embargo, las mayores preocupaciones residen en la escasa capacidad administrativa de estos países para aplicar las normas europeas, gestionar sus fronteras y aduanas y luchar contra el alto índice de corrupción o de trata de seres humanos. Sólo se salvan Chipre, Malta, República Checa y Eslovenia.

Los problemas de Polonia

La principal preocupación se centra en Polonia, el más grande de los candidatos (38,6 millones de habitantes), eminentemente agrícola y uno de los más pobres (40% de renta per cápita con respecto a la media europea). Las alarmas saltaron a la vista de diez voluminosos informes en los que se describen, por ejemplo, que Polonia no podrá controlar sus fronteras con Bielorrusia y Ucrania.

La Comisión plantea ahora incluir en el Tratado de Adhesión dos salvaguardias o 'cláusulas de seguridad', como las llamó ayer el comisario de la Ampliación, el alemán Günter Verheugen, que las calificó de 'algo insólito' porque nunca existieron en anteriores ampliaciones, salvo una general aplicable en casos de graves perturbaciones imprevistas. En los dos años posteriores a la incorporación, de 2004 a 2006, la UE podrá dejar en suspenso cualquier capítulo relacionado con el mercado único (todo el ámbito comercial y de ayudas) o con las áreas de justicia e interior (política de inmigración o colaboración judicial y policial).

La medida fue criticada ayer mismo en las capitales de los países candidatos. Y eso que triunfó la tesis más moderada, defendida por Verheugen, porque otros comisarios querían ampliar el plazo hasta cinco años, y una comisaria optaba incluso por 15. Las cláusulas podrán ser aplicadas a petición de un Estado o por iniciativa de la Comisión.

Ayudas condicionadas

En el documento aprobado ayer también se hace constar que la UE no dará en 2004 ni un solo euro de ayudas regionales o agrícolas a los nuevos socios si para entonces no han puesto en marcha todos los sistemas adecuados para gestionar esos fondos: supervisión, mecanismos de programación y ejecución, control financiero y otros.

Aún hay más: Bruselas también acordó ayer que, durante el año próximo, los candidatos serán sometidos a una supervisión y control (monitoring) para vigilar si hacen sus deberes de preparación a lo largo de 2003. A mitad de año se difundirá un documento de evaluación y, si sus conclusiones son negativas, siempre se podrá echar mano del último recurso y paralizar el proceso de ratificación del Tratado de Adhesión del afectado.

Estas medidas tranquilizarán especialmente en Francia, Holanda y Reino Unido, donde ni las opiniones públicas ni los parlamentos apoyan por clara mayoría la ampliación en estos momentos. Pese a todo, aún resta concluir antes de fin de año las negociaciones con los Diez y, para ello, los Quince deben pactar antes la factura, el coste de la ampliación. En ese terreno, las posiciones restrictivas de los países contribuyentes (Alemania, Holanda, Reino Unido y Austria) parecen irreconciliables con las del resto.
 

Vuelta a la colección de artículos

Introducción| Proceso de Integración | Orígenes 1919-1939 | Orígenes 1945-1957 | Tratados de Roma| Acta Única Europea| Tratado de Maastricht | Tratado de Amsterdam | Desafíos del futuro | Tratado de Niza | Ciudadanía Europea | La Ciudadanía de la Unión | Ciudadanía e Identidad | Glosario A-E| Glosario F-Z| Cronología | Biografías | Enlaces | Textos | Versión en Inglés | Versión en portugués | Home |

Web de Juan Carlos Ocaña  
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa 
Alcorcón (Madrid) 
ESPAÑA