La Unión Europea: el proceso de integración y la ciudadanía europea
    DE LAEKEN A COPENHAGUE - COLECCIÓN DE ARTÍCULOS PERIODÍSTICOS
 


   

Vuelta a la colección de artículos

Los líderes del PP europeo proponen una Constitución federal para la UE
Berlusconi reúne a Aznar, Raffarin y otros jefes de Gobierno para discutir el texto

CARLOS YÁRNOZ - Bruselas

EL PAIS | Internacional - 05-09-2002

Los líderes europeos de derechas, que hoy son ya mayoría en el Consejo de la UE, quieren ser los primeros en redactar las líneas maestras de una futura Constitución de Europa. El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, los ha convocado para el próximo lunes en Cerdeña dentro de los preparativos del congreso del Partido Popular Europeo (PPE), previsto para mediados de octubre en Lisboa. El texto inicial manejado por el PPE apuesta por una Europa federal, 'no un Estado', y un mayor peso del Parlamento Europeo y la Comisión. A la cita acudirán al menos siete primeros ministros.

Espoleados por la trascendencia que tendrán las conclusiones de la Convención sobre el futuro de Europa que preside el francés Giscard d'Estaing, los máximos dirigentes conservadores de la UE quieren pactar cuanto antes qué tipo de Constitución quieren para la Unión.

Cuando hasta el Gobierno de Tony Blair acepta ya que exista una Carta Magna para la UE, los dirigentes conservadores se plantean ya incluso hablar a partir de ahora de la 'Convención Constitucional'. Debido a esa trascendencia, ya han anunciado su presencia en Cerdeña los primeros ministros Jean-Pierre Raffarin (Francia), José Manuel Durão Barroso (Portugal), José María Aznar (España), Wolfgang Schüssel (Austria), Jan-Peter Balkenende (Holanda) y Jean-Claude Juncker (Luxemburgo).

El alemán Wolfgang Schäuble, ex líder de la CDU, y Wilfried Martens, ex primer ministro belga y actual presidente del PPE, han difundido ya hace meses entre sus colegas un primer informe de la oficina política del PPE con las ideas básicas de la futura Constitución. Aunque los líderes aportarán ahora sus enmiendas y correcciones, ese texto inicial apuesta por una Unión Europea federal 'basada en una Constitución Europea'. Bajo este principio general, éstos son algunos puntos del informe que será debatido en Cerdeña y que lleva por título Una Constitución para una Europa fuerte:
- Crear un Tribunal Constitucional de la UE o una Cámara Constitucional dentro del Tribunal de Justicia de la Unión.
- Convertir el Consejo de la UE en una cámara de representantes de los Estados con un peso legislativo similar al del Parlamento Europeo. Las decisiones se adoptarían por mayoría. La unanimidad sólo sería necesaria para cambiar el Tratado. (Son las tesis defendidas por Alemania y rechazadas por Francia, Reino Unido o España, entre otros, por lo que será modificada).
- Lograr que la Comisión Europea sea un 'verdadero Ejecutivo' de la UE. Su presidente sería elegido por el Parlamento Europeo y 'ratificado' por mayoría en el Consejo. El presidente seleccionaría a sus comisarios y el colegio como tal sería votado en la Eurocámara y en el Consejo. (A España, Francia, Reino Unido e Italia no les agrada la idea).
- Las competencias de la UE y de los Estados debieran quedar claras. A la Unión le corresponderían las políticas exterior, de seguridad y defensa, así como la política agrícola, el mercado único, el euro y la competencia. La Unión también actuaría, en casos con dimensión supranacional, en las áreas de justicia, inmigración, seguridad interior, investigación, salud o medio ambiente. Los Estados serían responsables únicos para su organización interna, estructuras familiares, seguridad social, educación, cultura o deportes (la propia Convención rechaza una férrea división de competencias).
- Las tareas de la Secretaría General del Consejo 'deberían ser ejercidas por la Comisión'.
- Incorporar a la Constitución la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea proclamada en diciembre de 2000. 'La incorporación de los derechos fundamentales en el tratado subraya que la Unión Europea es una Comunidad de Valores'. Por eso, la carta 'tiene que ser una parte importante de la Constitución'.
- Los procedimientos de toma de decisiones en el Consejo deben ser 'más democráticos, transparentes y eficaces', y, sobre todo, menos complejos.

El tono federalizante del texto inicial elaborado por el PPE queda reflejado especialmente en algunas frases contenidas en el mismo. 'Hoy, los Estados nación han perdido individualmente su capacidad para asegurar la paz, la seguridad exterior e interior, la prosperidad y el crecimiento en un mundo globalizado. (....) En muchos casos, tendremos sólo una alternativa: reforzarnos como grupo o quedar solos y marginalizados'. De hecho, sus redactores recuerdan que los líderes democristianos de la posguerra mundial ya apostaron por un modelo federal para Europa.

El pasado martes 27 de agosto, el ministro de Exteriores británico, Jack Straw, se declaró abiertamente partidario de dotar a la Unión Europea (UE) de una Constitución escrita en la que se reafirme la legitimidad del poder político de los gobiernos nacionales. En un discurso ante los miembros de la Cámara de Comercio de Escocia, Straw propuso también la creación de un organismo especial para controlar a la Comisión Europea, con el fin de garantizar la aplicación del principio de subsidiariedad que reserva la toma de decisiones al nivel institucional que se juzgue más adecuado.
 

Vuelta a la colección de artículos

Introducción| Proceso de Integración | Orígenes 1919-1939 | Orígenes 1945-1957 | Tratados de Roma| Acta Única Europea| Tratado de Maastricht | Tratado de Amsterdam | Desafíos del futuro | Tratado de Niza | Ciudadanía Europea | La Ciudadanía de la Unión | Ciudadanía e Identidad | Glosario A-E| Glosario F-Z| Cronología | Biografías | Enlaces | Textos | Versión en Inglés | Versión en portugués | Home |

Web de Juan Carlos Ocaña  
Profesor de Geografía e Historia
I.E.S. Parque de Lisboa 
Alcorcón (Madrid) 
ESPAÑA