Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


El conflicto árabe-israelí y
la crisis del petróleo de 1973


Tanques israelíes en el Golán (Siria)

 


CONTACTA


Textos
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Los países árabes con sus exportaciones de petróleo participan en la prosperidad y el desarrollo económico y es necesario indicar el hecho de que la producción ha superado el límite que se requiere para las necesidades de la situación económica interna y las prospectivas previstas, por lo que estos países se han visto conducidos a incrementar su producción sacrificando sus propios intereses en consideración a la cooperación mundial y los intereses de los consumidores.

Son bien conocidos los hechos de que vastas áreas de los países árabes están ocupa das por Israel por la fuerza de las armas desde junio de 1967. Israel ha continuado con su ocupación, ignorando las resoluciones de las Naciones Unidas, desafiando todas las llamadas de paz realizadas por los países árabes y otros países amantes de la paz.

Aún hay otro hecho como es el que la comunidad mundial tiene un compromiso para hacer cumplir las resoluciones de las Naciones Unidas y no permitir al agresor obtener los frutos de la agresión u ocupar otros países por la fuerza, muchos de los grandes países industrializados que consumen principalmente petróleo árabe no adoptan ninguna medida ni toman ningún procedimiento que demostrara su conocimiento de ese compromiso.

Por el contrario, algunos de estos países han respaldado la ocupación y los Estados Unidos en particular, han sido muy activos antes y durante la presente guerra, apoyando a Israel con todos los recursos disponibles, una situación que ha incrementado la arrogancia de Israel y la ha permitido en un desafío de los derechos lega les y los principios básicos de las leyes internacionales.

En 1967 Israel provocó el cierre del canal de Suez y la economía europea se vio afectada. Durante esta guerra, Israel ha bombardeado las terminales del Mediterráneo Oriental y Europa ha sufrido otra escasez en su aprovisionamiento de petróleo.

Como resultado de este desafío a nuestros derechos legales y porque ello es respaldado y apoyado por Estados Unidos, Israel está impulsando a los árabes a tomar la decisión de no continuar con los sacrificios económicos para producir cantidades de petróleo por encima de las necesidades económicas.

A menos que la comunidad internacional corrija la situación forzando a Israel a abandonar los territorios ocupados y a hacer que Estados Unidos se dé cuenta del alto precio, los países industrializados europeos pagarán como resultado del continuo apoyo americano a Israel.

Y por todo ello, los ministros árabes del petróleo se han reunido en Kuwait el 17 de octubre y han decidido comenzar inmediatamente a reducir la producción de petróleo no menos de un 5 por ciento por mes desde la producción de septiembre.

El mismo porcentaje será reducido cada mes en comparación con el anterior hasta que Israel abandone completamente los territorios árabes ocupados en junio de 1967, y los derechos legales del pueblo palestino sean restaurados.

Esta reducción no deberá perjudicar a ningún Estado amigo que apoye o pueda apoyar a los árabes activa y materialmente. Estos países podrán recibir sus cuotas como antes de la reducción. Este tratamiento excepcional será extendido a cualquier otro país que puede tomar parte activa en las decisiones contra Israel en el sentido de que ponga fin a sus ocupaciones.

Los ministros árabes llaman a los pueblos del mundo y al pueblo americano en particular para que nos ayuden en la lucha contra el imperialismo y la ocupación israelí. Los ministros árabes confirman la sinceridad de los países árabes en la cooperación con todos los otros pueblos y nuestra buena disposición para apoyar al mundo en todas sus necesidades de petróleo que simpatice con nosotros y condene la agre Sión a pesar de todos los sacrificios.

 Financial Times
 18 de octubre de 1973.