Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Convención de Bonn sobre Alemania 26 de mayo de 1952


Adenauer firmando la Convención

 


CONTACTA


Textos
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


La República Federal de Alemania, por una parte, y los Estados Unidos de América, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la República Francesa, por la otra,

Considerando:

Que una Comunidad Europea de pueblos, pacífica y floreciente, unida firmemente a los demás pueblos libres del mundo por su adhesión a los principios de Ia Carta de las Naciones Unidas, sólo puede ser realizada por medio del fomento y de la defensa conjunta de su libertad y herencia común;

Que es fin de los estados signatarios integrar a la República Federal de Alemania bajo el principio de la igualdad de derechos, en la Comunidad Europea, que a su vez será integrada en la Comunidad Atlántica, actualmente en evolución;

Que la reconstrucción de una Alemania completamente libre y unida, por vía pacífica, y el logro de una regulación establecida en un Tratado de Paz, libremente con venido —aunque en la actualidad se opongan a ello medidas situadas más allá del alcance de su poder—, continúa siendo fin común y fundamental de los Estado signatarios;

Que el mantenimiento del estatuto de ocupación con las facultades de intervención en los asuntos propios de la República Federal, previstas en el mismo, es in compatible con el fin de la integración de la República Federal en la Comunidad Europea;

Que por todo esto, los Estados Unidos de América, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y la República Francesa (a continuación designadas «las tres potencias»), han decidido mantener en vigor solamente los derechos esenciales cuya conservación se hace necesaria, en interés común de los Estados signatarios, teniendo en cuenta lo especial de la situación internacional alemana;

Que la República Federal ha creado instituciones políticas basadas en los principios de libertad y responsabilidad y que se halla decidida a mantener su Constitución libre, democrática y federal, plasmada en su Ley Fundamental, y que reconoce los Derechos del Hombre;

Que la República Federal y las tres potencias reconocen tanto las nuevas relaciones creadas por este Convenio y sus Adicionales, cuanto también los Convenios para la formación de una Comunidad Europea integrada, especialmente los Convenios sobre la fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y el Convenio sobre la creación de la Comunidad Europea de Defensa como pasos fundamentales para la realización de su anhelo común de una Alemania nuevamente unida e inte grada en la Comunidad Europea;

Han celebrado para la determinación de las bases de sus nuevas relaciones el siguiente Convenio:

Art. 1. 1. La República Federal posee plenos poderes en los asuntos interiores y exteriores, con reserva de las disposiciones de este Convenio.

2. Con la entrada en vigor de este Convenio y los Convenios enumerados en el art. 8 (designados como Convenios adicionales), las tres Potencias derogarán el Estatuto de Ocupación y disolverán la Alta Comisión Aliada, así como los servicios en los Comisarios de los Países.

3. Las tres Potencias mantendrán en el futuro sus relaciones con la República Federal por medio de Embajadores, que actuarán conjuntamente en todos aquellos asuntos que las tres Potencias consideren que les afectan en común, según este Convenio y Convenio adicionales. (...)

Art. 2. Las tres potencias, en relación con la situación internacional, se reservan los derechos ejercidos hasta entonces en relación con: a) Berlín; b) Alemania, considerada como un todo indivisible, y su reunificación con arreglo a un Tratado de paz; c) El establecimiento de fuerzas militares en Alemania y la protección de esas fuerzas (…)

Art. 7.

1. La República Federal y las tres potencias consideran como un objetivo esencial de su política conjunta un régimen libremente acordado conforme a un Tratado de paz entre Alemania y sus antiguos enemigos, que establezcan los fundamentos para una paz duradera. Entienden además que la fijación definitiva de las fronteras de Alemania debe demorarse hasta ese acuerdo.

2. Hasta la conclusión de un Tratado de paz, la República Federal y las tres potencias colaborarán para conseguir por medios pacífico su objetivo común: una Alemania reunificada, que posea una Constitución libre y democrática, como la República Federal y se integre en la Comunidad Europea.

3. En el caso de la reunificación de Alemania, las tres potencias traspasarán los poderes que corresponden a la República Federal, a tenor de este Convenio y de los acuerdos del Anexo, a la Alemania reunificada y, por su parte, convendrán en la transmisión de sus derechos para la formación de una Comunidad europea, en el caso de que la Alemania reunificada aceptase los deberes de la República Federal para con las tres potencias o una de ellas sobre la base de los indicados Tratados. Hasta tanto todos los estados firmantes otorguen su común asentimiento, la República Federal no concluirá ningún acuerdo ni se adherirá a un pacto que menoscabe los derechos de las potencias aliadas, reflejadas en los citados Tratados, o disminuya los deberes de la República Federal, consignados en los mismos.

K. Adenauer - D. Acheson - A. Eden - R. Schuman