Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Tratado de la Comunidad Europea de Defensa
27 de mayo de 1952


Monnet y Schuman, dos de los grandes
defensores de la unidad europea

 


CONTACTA


Textos
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


El Presidente de la República Federal de Alemania, S. M. el Rey de los belgas, el Presidente de la República Francesa, el Presidente de la República Italiana, S. A. R. la Gran Duquesa de Luxemburgo, S. M. la Reina de los Países Bajos,

Resueltos a contribuir, en cooperación con las demás naciones libres, y dentro del espíritu de la Carta de las Naciones Unidas, al mantenimiento de la paz, especialmente asegurando contra toda agresión la defensa de la Europa occidental, en estrecha unión con los organismos que tiene el mismo fin;

Considerando que la integración tan completa como sea posible, en la medida compatible con las necesidades militares de los elementos humanos y materiales que sus fuerzas de defensa reúnan en el seno de una organización europea supranacional, es el medio más propicio para permitir alcanzar esta finalidad con toda la rapidez y eficacia necesarias;      

Convencidos de que esta integración conducirá al empleo más racional y más económico de los recursos de sus países, especialmente gracias a la adopción de un presupuesto común y de programas de armamento comunes;

Decididos a asegurar así el desarrollo de su fuerza militar sin que se atente al progreso social;

Deseosos de salvaguardar los valores espirituales y morales que son el patrimonio común de sus pueblos, y convencidos de que en el seno de la fuerza común constituida sin discriminación entre los Estados participantes, los patriotismos nacionales, lejos de debilitarse, no podrá sino consolidarse y armonizarse en un cuadro más amplio;

Conscientes de salvar así una etapa nueva y esencial en el camino para la formación de una Europa unida;

Han decidido crear una Comunidad Europea de Defensa (...)

TITULO PRIMERO

Principios fundamentales

CAPITULO 1

De la Comunidad Europea de Defensa

Art. 1. Por el presente Tratado, las Altas Partes Contratantes instituyen entre ellas una Comunidad Europea de Defensa, de carácter supranacional, que posea instituciones, Fuerzas Armas y presupuesto común.

Art. 2. 1. La Comunidad tiene objetivos exclusivamente defensivos

2. Por lo tanto, en las condiciones previstas en el presente Tratado, asegura contra toda agresión la seguridad de los Estados miembros, participando en la defensa occidental en el cuadro del Tratado del Atlántico Norte y realizando la integración de las fuerzas de defensa de los Estados miembros y el empleo racional y económico de sus recursos.

3. Toda agresión armada dirigida contra cualquiera de los estados miembros en Europa o contra las Fuerzas europeas de defensa será considerada como un ataque contra todos los Estados miembros.

4. Los Estados miembros y las Fuerzas europea de defensa prestarán al Estado o a las Fuerzas así atacadas ayuda y asistencia con todos los medios a su alcance, militares y otros. (...)

CAPITULO II

De las Fuerzas Europeas de Defensa

Art. 9. Las Fuerzas armadas de la Comunidad, en lo sucesivo designadas «Fuerzas Europeas de Defensa», se componen de contingentes puestos a disposición de la Comunidad por los estados miembros, para su fusión en las condiciones previstas en el presente Tratado. (...)

K. Adenauer - P. van Zeeland - R. Schuman - A. de Gasperi - J. Bech - D. Stikker