Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Tratado entre la URSS y la
 República Federal de Alemania, 1970


El líder soviético Breznev y
 el canciller alemán Willy Brandt

 


CONTACTA


Textos
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Las Altas Partes que participan en este Tratado, al desear contribuir al afianza miento de la paz y de la seguridad en Europa y el mundo;

Convencidas que la colaboración pacífica entre los países asentada en los objetivos y principios de la Carta de las Naciones Unidas, responde a los ardientes deseos de los pueblos y a los intereses generales de la paz internacional, al considerar que los entendimientos concordados realizados anteriormente, en particular la concertación del 13 de septiembre de 1955 del acuerdo sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas, han creado condiciones favorables para emprender nuevos e im portantes pasos hacia el ulterior desarrollo y fortalecimiento de sus relaciones mutuas; al querer expresar en forma de tratado su decisión, en cuanto al mejoramie to y ampliación de la colaboración mutua incluyendo las relaciones económicas y también los contactos científico-técnicos y culturales, en interés de ambos países, han acordado lo siguiente:

Art. 1. La URSS y la RFA consideran el mantenimiento de la paz internacional y la obtención de la distensión como un objetivo importante de su política. Expresan su decisión a contribuir a la normalización de la situación en Europa y al desarrollo de las relaciones pacíficas entre todos los países europeos al tomar en cuenta como punto de partida la situación real existente en esta región.

Art. 2. La URSS y la RFA se guiarán por los objetivos y principios formulados en la Carta de las Naciones Unidas, en sus relaciones mutuas y también en lo concerniente al afianzamiento de la seguridad europea e internacional.

Art. 3. Conforme con los objetivos y principios arriba mencionados, la URSS y la RFA están de acuerdo en reconocer que la paz en Europa puede ser mantenida sólo en el caso de que nadie viole las fronteras actuales. Se comprometen a un respeto ilimitado de la integridad territorial en todos los países de Europa en sus fronteras actuales; declaran que no tienen pretensiones territoriales con respecto a nadie y no plantearán tales pretensiones en el futuro; consideran como inviolables, tanto ahora como en el futuro, las fronteras de todos los Estados de Europa, tal y como están en el día de la firma del presente Tratado, incluida la línea Odra-Nysa (Oder-Neisse) que constituye la frontera occidental de la República Popular de Polonia y la frontera entre la RFA y la RDA (...)

Moscú
12 de agosto de 1970