Discurso de despedida de Eisenhower

Un elemento vital para mantener la paz es nuestra organización militar. Nuestras fuerzas armadas deben ser poderosas, dispuestas para la acción inmediata, para que ningún potencial agresor tenga la tentación de arriesgarse a su propia destrucción (…)

Hasta la última guerra mundial, los EEUU no tenían industria de armamento. (…)  Pero ahora no podemos arriesgarnos a la improvisación de emergencia para nuestra defensa nacional. Hemos sido obligados a crear una industria permanente de armamentos de vastas proporciones. (…)

La convivencia de una inmensa organización militar y una gran industria armamentística es nueva en la experiencia de nuestro país. (…) Reconocemos la imperativa necesidad de su desarrollo. Sin embargo no debemos dejar de comprender sus graves implicaciones. Nuestro trabajo, recursos y supervivencia están afectadas por ello. Así como la misma estructura de la sociedad.

En las esferas de gobierno, debemos estar en guardia contra la adquisición de influencia, sea buscada o no, por el complejo militar-industrial. El potencial para un aumento desastroso de un poder fuera de su lugar existe y persistirá. No debemos dejar nunca que el peso de ese complejo ponga en peligro nuestras libertades o el proceso democrático. No debemos dar nada por garantizado. Solo una ciudadanía alerta e informada puede forzar el adecuado engranaje entre la maquinaria de defensa militar e industrial con nuestros objetivos y métodos pacíficos, de manera que la seguridad y la libertad puedan prosperar juntas.

17 de enero de 1961, discurso televisado en todo Estados Unidos

 

Tengo un sueño

Hoy les digo a ustedes, amigos míos, que a pesar de las dificultades del momento, yo aún tengo un sueño. Es un sueño profundamente arraigado en el sueño "americano".

Sueño que un día esta nación se levantará y vivirá el verdadero significado de su credo: "Afirmamos que estas verdades son evidentes: que todos los hombres son creados iguales".

Sueño que un día, en las rojas colinas de Georgia, los hijos de los antiguos esclavos y los hijos de los antiguos dueños de esclavos, se puedan sentar juntos a la mesa de la hermandad.

Sueño que un día, incluso el estado de Mississippi, un estado que se sofoca con el calor de la injusticia y de la opresión, se convertirá en un oasis de libertad y justicia.

Sueño que mis cuatro hijos vivirán un día en un país en el cual no serán juzgados por el color de su piel, sino por los rasgos de su personalidad.

¡Hoy tengo un sueño!

Martin Luther King, Washington, DC, 28 de agosto de 1963

 

Manfiesto de “Estudiantes por una Sociedad Democrática” (Students for a Democratic Society)

En nombre de la libertad, EEUU mutila a Vietnam. En nombre de la paz, EEUU transforma ese país fértil en un país desolado. En nombre de la democracia, EEUU entierra sus propios sueños y ahoga su propio potencial.

Los norteamericanos que pueden comprender porque los negros de Watts (barrio de Los Ángeles) pueden rebelarse deberían comprender también porque los vietnamitas pueden rebelarse. Y los que conocen el sur de EEUU y la pobreza opresiva de nuestras ciudades del norte deberían comprender que nuestros verdaderos problemas no se encuentran en Vietnam sino en nuestro país, que la lucha que nosotros buscamos no es contra el comunismo sino contra la desesperanza social que hace que los hombres buenos se hagan violentos, aquí y en el extranjero (…)

27 de noviembre de 1965

Konrad Adenauer: El fin del nacionalismo

Es un pensamiento a menudo repetido que la humanidad es incapaz de aprender de la historia, es no es totalmente correcto si juzgamos nuestra experiencia en Alemania. Como resultado del desastre que las dos guerras mundiales trajeron a Alemania, la gran mayoría de nuestro pueblo se ha dado cuenta consciente o intuitivamente que las naciones no pueden continuar viviendo según sus propios deseos e inclinaciones, sino que deben aunar sus intereses con los de los otros pueblos de la tierra. Ya no hay ningún problema importante que sea exclusivamente alemán  o incluso exclusivamente europeo. Debemos aprender a pensar y a actuar en un marco más amplio.
La expresión "¡Todos somos hermanos! no es una frase vacía y no debemos permitir nunca que llegue a serlo. No debemos pensar en ciertos países como lejanos y, por consecuencia, carentes de interés para nosotros. Cualquier país nos concierne porque la paz es indivisible, y solamente cuando todos los países, en sus decisiones y actos, tengan en cuenta el estado del mundo en su conjunto, conseguiremos que llegue la paz.

19 de Septiembre de 1946

Declaración Schuman

"Señores, no es cuestión de vanas palabras, sino de un acto, atrevido y constructivo. Francia actúa y las consecuencias de su acción pueden ser inmensas. Así lo esperamos. Francia actúa por la paz (...) y asocia a Alemania. Europa nace de esto, una Europa sólidamente unida y fuertemente estructurada. Una Europa donde el nivel de vida se elevará gracias a la agrupación de producciones y la ampliación de mercados que provocarán el abaratamiento de los precios. (...) Europa no se hará de golpe, ni en una obra de conjunto, se hará por medio de realizaciones concretas, que creen, en primer lugar, una solidaridad de hecho. El gobierno francés propone que se someta el conjunto de la producción franco-alemana de carbón y  acero bajo una autoridad común, en una organización abierta a la participación de otros países de Europa. La puesta en común de la producción del carbón y del acero asegurará inmediatamente el establecimiento de bases comunes de desarrollo económico, primera etapa de la Federación Europea (...)"

 

9 de Mayo de 1950

 

Margaret Thatcher, Primera Ministra de Gran Bretaña (1979-1990)

"Tratar de suprimir el concepto de nación y tratar de concentrar el poder en un organismo europeo sería muy perjudicial (...) No necesitamos nuevas regulaciones que eleven el coste de la mano de obra y que hagan al mercado de trabajo menos flexible y competitivo que el de nuestros proveedores extranjeros (...) En Gran Bretaña lucharemos contra los intentos de introducir colectivismo y corporativismo a nivel europeo - aunque la gente quiera hacer en su propio país es asunto suyo"

Discurso en Colegio de Europa de Brujas (Bélgica)

20 de septiembre de 1988

 

Constitución de Japón (1947)

Capítulo II

Renuncia a la guerra

Artículo 9. Aspirando sinceramente a la paz internacional basada en la justicia y el orden, el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación y a la amenaza o al uso de la fuerza como medio para resolver las disputas internacionales.

Para conseguir el propósito del párrafo precedente, nunca se mantendrán fuerzas armadas terrestres, navales o aéreas, ni cualquier otro instrumento de guerra. No se reconoce el derecho del estado a la beligerancia.

 

La disciplina social en Japón: Reglas de comportamiento en un centro de secundaria

1. El pelo de los chicos no puede tocar las cejas, las orejas o el cuello de la camisa.

2. Nadie puede llevar el pelo rizado o teñido. Las chicas no pueden llevar lazos u otros accesorios en el pelo. (…)

3. Las faldas del uniforme deben de estar a ____ centímetros del suelo, ni más ni menos (los centímetros varían según los centros y los distritos escolares)

4. Lleva tu uniforme limpio y planchado siempre. (…)

5. Lleva tu insignia escolar siempre. Debe de estar colocada en su sitio exacto.

7. Las chicas deben llevar exclusivamente la ropa interior de algodón 100% y blanca.

8. Cuando levantes la mano al ser llamado, tu brazo debe extenderse hacia delante y arriba en el ángulo prescrito en tu cuaderno.

9. Tu ruta hacia y desde el instituto esta marcada en tu cuaderno de reglas del estudiante, observa cuidadosamente el lado de la calle por el que debes de ir en tu camino hacia y desde el instituto.

 

 

          Textos sobre:

La primera guerra mundial

La revolución soviética

La economía de entreguerras

El fascismo y el nacionalsocialismo

La segunda guerra mundial

La guerra fría y la política de bloques

Asia, África y América Latina

El mundo comunista

El mundo capitalista

La globalización

El tránsito al nuevo milenio

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


Google
Search WWW Search www.historiasiglo20.org

2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas