3. Japón: la gran potencia asiática

3.1. La democracia japonesa

Tras la derrota de 1945, Japón estuvo ocupado militarmente y gobernada por una administración aliada dirigida por el general norteamericano Douglas MacArthur. Las autoridades de ocupación trataron de desmilitarizar la sociedad japonesa, acabando con las instituciones y costumbres del Japón semifeudal e imperial, y de reformar profundamente al país de acuerdo con criterios occidentales.

La administración de MacArthur emprendió una serie de reformas muy profundas:

  • Una nueva constitución en 1946 que, aunque aceptó la pervivencia de la figura del Emperador, diseñó un sistema político parlamentario, democrático y pacifista, renunciando a la guerra como medio de dirimir los litigios internacionales.
  • Reforma agraria generalizada que permitió que el campesinado accediera a la propiedad de la tierra.
  • Reforma educativa que puso el énfasis en desarrollar los valores individualistas y humanistas, abandonando los antiguos valores feudales y comunitarios.
  • Ruptura de los zaibatsu, grandes carteles industriales a los que se achacaba en gran medida la política imperialista del país en los años treinta. Se trataba de sustituirlos por empresas más pequeñas que funcionaran en un marco de competencia capitalista.

Se puede afirmar que las reformas introducidas por la administración norteamericana fueron un gran éxito. Solo una de ellas fracasó. Ante la extensión de la guerra fría a Asia, EEUU decidió convertir a Japón en un aliado clave frente a la URSS, la China comunista y Corea del Norte. Para ello, frenó la disgregación de los zaibatsu y trató de neutralizar a los sindicatos fuertemente izquierdistas de la posguerra. El éxito económico de los años posteriores y la disciplina de la sociedad japonesa acallaron cualquier protesta contra estas medidas.

Japón es una democracia estable con una opinión pública informada y participativa. Sin embargo, algunos rasgos de su sistema político muestran la pervivencia de antiguas tradiciones. Si bien el sistema japonés es multipartidista con plena libertad de expresión, un partido conservador, el Liberal Demócrata gobernó ininterrumpidamente desde el final de la guerra hasta 1993. El Partido Liberal Demócrata (PLD) se organiza en torno a facciones controladas por líderes que dominan en base a un régimen clientelista, basado en la corrupción y la subordinación.

Finalmente, en 1993, sacudidos por escándalos de corrupción y de tráfico de influencias, el PLD perdió las elecciones. Una coalición dirigida por Mirohiro Hosokawa acabó con su larga hegemonía. La alternancia duró muy poco. En 1995, la coalición que apoyaba a Hosokawa estalló y el PLD volvió al poder.

 La economía

 

Introducción

Los Estados Unidos:
la gran potencia mundial

Los Estados Unidos:
la nueva sociedad

Los Estados Unidos:
la economía

Europa: de la catástrofe de 1945 a la reunificación del continente

El proceso de unidad europeo (1945-1992)

De la CEE a la Unión Europea

Europa: la economía

Japón: de Hiroshima a segunda potencia mundial

Japón: la economía

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas