3. La expansión comunista en Asia: la China popular

Si el comunismo nació en Europa, fue su triunfo en Asia el que le permitió gobernar sobre una parte sustancial de la humanidad. El triunfo de la revolución china en 1948 hizo que el país más poblado del mundo basculara hacia el bloque comunista. Corea del Norte y Vietnam del Norte vinieron a agregarse a un mundo comunista que pronto perdió su unidad. Los dos colosos comunistas: la URSS y la China de Mao Zedong rompieron relaciones y se enfrentaron en la década de los sesenta.

La revolución comunista en China

La decadencia de la otrora poderosa China había llevado a la intervención colonial europea en el siglo XIX. La China gobernada por los últimos emperadores de la dinastía Qing sufre reiteradas humillaciones por parte de las potencias europeas, EEUU y Japón.

La proclamación de la República en 1912 no trajo la estabilidad que necesitaba un país empobrecido. Dos fuerzas importantes emergieron de este período de crisis: el Kuomintang (Guomindang), grupo nacionalista apoyado por la burguesía urbana y liderado por Chiang Kai-chek, que ejerció el gobierno en la mayor parte del país, y el Partido Comunista Chino (PCCh), con una base social esencialmente campesina y dirigido por Mao Zedong.

La guerra civil entre ambas facciones estalló en 1927 y duró hasta 1937, cuando ambos ejércitos aunaron fuerzas para luchar contra la invasión japonesa. La guerra chino-japonesa se prolongó en la segunda guerra mundial y, tras la derrota japonesa en 1945, China concluyó como una de las grandes vencedoras del conflicto mundial.

La ocupación japonesa y la guerra dejaron un país destrozado en el que rápidamente se reavivó la guerra civil entre el Kuomintang y el Ejército de Liberación Popular (ELP) comunista. La inflación galopante y la corrupción generalizada hicieron que, pese a recibir ayuda norteamericana, el gobierno de Chiang Kai-chek fuera perdiendo el apoyo popular. El ejército comunista, mientras tanto, aplicó una reforma agraria en las zonas que dominaba y vio como millones de campesinos se le unían. Finalmente, Chiang Kai-chek y los restos del ejército del Kuomintang huyeron a la isla de Taiwán y Mao Zedong proclamó el 1 de octubre de 1949 en Beijing (Pekín) la República Popular China. La guerra concluyó en mayo de 1950 cuando el ELP terminó por controlar el oeste de China y el Tibet.

El nuevo gobierno chino siguió pronto el modelo estalinista. El Partido Comunista Chino concentró todo el poder y el Politburó del Comité Central del Partido, dirigido por Mao Zedong, ejerció el liderazgo efectivo en el país. Desde una posición de fuerza, basada en represión contra los opositores, el gobierno comunista lanzó un programa de reformas.

La China de Mao Zedong

 

Introducción

La URSS y las democracias populares (1945-1953)

La URSS de Jruschov a Gorbachov (1953-1991)

Las “democracias populares” (1953-1989)

El fin del comunismo soviético

La revolución comunista en China

La China comunista de Mao

China tras Mao:
potencia emergente

Otros regímenes comunistas

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas