2. La Coexistencia Pacífica 1955-1962

La muerte de Stalin en 1953 y el ascenso al poder de Jruschov, el nuevo líder soviético, abrió un nuevo período en la guerra fría. Tras una fase de grandes tensiones, un nuevo clima en las relaciones entre Washington y Moscú hizo que se hablara de “coexistencia pacífica” y “deshielo”. Sin embargo, este nuevo ambiente no significó el fin de las crisis internacionales. En este período se erigió el Muro de Berlín y la guerra fría se trasladó al continente americano con la Crisis de los Misiles en Cuba. Fue también en estos años cuando, para regocijo norteamericano, los dos colosos comunistas, China y la URSS, rompieron su alianza y se convirtieron en potencias antagónicas.

2.1. El “deshielo”

Jruschov propició una nueva política exterior que denominó de “coexistencia pacífica” con el bloque occidental.

La URSS rechazaba el recurso a las armas para extender la revolución comunista y la idea de que la guerra con el capitalismo era inevitable. En adelante, los bloques debían coexistir pacíficamente, centrando su competencia en el terreno económico, más que en el militar.

Esta búsqueda de la coexistencia no impidió a Jruschov afirmar de forma brutal la hegemonía soviética en los países de su bloque. La intervención militar en Hungría en 1956, que comentamos en extenso en otro tema, fue el mejor ejemplo de esta actitud.
 

Dos factores explican el giro en la política soviética:

  • La convicción, totalmente errónea, de que el sistema comunista superaría económicamente al decadente sistema capitalista.
  • El “equilibrio del terror”, es decir, la situación creada tras la conversión de la URSS en potencia atómica y el rearme acelerado de ambas potencias. Había una certeza general de que una guerra entre las superpotencias llevaría a la mutua destrucción.

Se inició un período que los periodistas denominaron de “deshielo” en las relaciones internacionales. Tras muchos años sin encuentro bilaterales entre los dirigentes de las potencias, Jruschov viajó a EEUU en 1959 reuniéndose con el presidente norteamericano Eisenhower y, posteriormente, celebró una “cumbre” en Viena con Kennedy en 1961.

Sin embargo, la realidad fue mucho más compleja y contradictoria. En esos mismos años, la crisis desencadenada por la construcción del muro de Berlín y, muy especialmente, la crisis de los misiles en Cuba en 1962 llevaron la guerra fría a su momento de mayor tensión y peligro de enfrentamiento nuclear. Mientras el Oriente Medio volvía a ser sacudido por una guerra.

Las crisis internacionales: Berlín, Oriente Medio y Cuba

 

Introducción

La división del mundo en bloques (1945-1955) Los orígenes de la guerra fría 1945-1947

Los orígenes de la guerra fría (1945-1947)

El Mundo Bipolar (1948-1955)

La "Coexistencia pacífica"
(1955-1962) El “deshielo”

Las crisis internacionales: Berlín, Oriente Medio y Cuba

La ruptura chino-soviética

La "Distensión" (1962-1975)

Hacia un mundo multipolar

Los conflictos en la era de la distensión

La "Nueva guerra fría"
(1975-1985) Los avances soviéticos

La respuesta americana al desafío soviético

Los nuevos conflictos

El repliegue soviético

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas