1.3. El Mundo Bipolar 1948-1955

La partición de Alemania y la guerra de Corea mostraron al mundo una nueva realidad: la división en dos grandes bloques liderados por EEUU y la URSS. En adelante, cada bloque defendió su zona de influencia frente al avance del bloque contrario. Washington y Moscú utilizaron diferentes mecanismos para conseguir estos objetivos. Mientras tanto, los nuevos países que nacían del proceso de descolonización trataron infructuosamente de crear un movimiento que escapara de esta lógica bipolar.

El bloque occidental

Estados Unidos, para afianzar el desarrollo de su política mundial, desplegó una amplia política de alianzas.

En primer lugar, reforzó los lazos trasatlánticos con Europa Occidental. La crisis de Berlín precipitó la constitución en 1949 de la OTAN, la gran alianza militar del bloque occidental hasta nuestros días.

En segundo lugar, Washington contribuyó de manera decisiva a iniciar el proceso de la integración europea que culminó en 1957 con la firma de los Tratados de Roma y el nacimiento de la Comunidad Económica Europea.

En tercer lugar, empezó a tejer una amplia red de alianzas antisoviéticas por todo el mundo. La OEA; el ANZUS; la SEATO; el CENTO y el Tratado de Seguridad con Japón fueron los principales elementos de esa red de alianzas.


El bloque comunista

El primer paso en la formación del bloque soviético fue la creación de la Kominform (Oficina de Información de los Partidos Comunistas y Obreros) en 1947.

En 1949, nacía el COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica), organismo que agrupaba a la URSS y a las “democracias populares” europeas. Esta asociación tenía como objetivo la coordinación económico y no funcionó con plenitud hasta 1960.

Tras la victoria de Mao Zedong en 1949, la URSS firmó acuerdos militares y de cooperación con la China comunista.

Finalmente, como respuesta al ingreso de la RFA en la OTAN, en 1955 nació el Pacto de Varsovia, alianza militar que unió a la URSS con todos los países europeos del bloque comunista con la excepción de Yugoslavia.


El Movimiento de los Países No Alineados

Las nuevas naciones africanas y asiáticas que iban surgiendo del proceso de descolonización trataron de defender intereses propios al margen de los dos bloques. Con ese objetivo se celebró, la Conferencia afro-asiática de Bandung en 1955, donde nació lo que se vino en denominar el Movimiento de Países No Alineados.

Esta Conferencia fue dirigida por los grandes líderes de lo que empezaba a denominarse el “Tercer Mundo”, el mundo no desarrollado: el hindú Nehru, el egipcio Nasser y el indonesio Sukarno.
La debilidad económica y política de la mayoría de sus miembros y sus propias divisiones internas impidieron que el movimiento se constituyera en una real alternativa al mundo bipolar de la guerra fría.

Las grandes tensiones 1948-1955

 

Introducción

La división del mundo en bloques (1945-1955) Los orígenes de la guerra fría 1945-1947

Los orígenes de la guerra fría (1945-1947)

El Mundo Bipolar (1948-1955)

La "Coexistencia pacífica"
(1955-1962) El “deshielo”

Las crisis internacionales: Berlín, Oriente Medio y Cuba

La ruptura chino-soviética

La "Distensión" (1962-1975)

Hacia un mundo multipolar

Los conflictos en la era de la distensión

La "Nueva guerra fría"
(1975-1985) Los avances soviéticos

La respuesta americana al desafío soviético

Los nuevos conflictos

El repliegue soviético

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas