Introducción

La segunda guerra mundial fue el conflicto bélico más devastador de la historia de la humanidad. En torno a cincuenta millones de personas, soldados y civiles, murieron en poco menos de seis años. En Europa y Asia, las ciudades quedaron reducidas a escombros y millones de personas tuvieron que enfrentarse al hambre, la miseria y, en muchos casos, la deportación.

Los erróneos tratados de paz de 1919, la crisis económica que asoló al mundo capitalista en los años treinta, el intento de dos potencias, Alemania y Japón, de alcanzar la hegemonía mundial, el triunfo de ideologías fascistas, autoritarias y racistas… Estos y otros elementos explican las causas de la catástrofe.

Cualquiera que fueran las causas, las consecuencias de la guerra fueron rápidamente evidentes. La hegemonía europea en el mundo había llegado a su fin y dos nuevos superpoderes habían surgido de la guerra para sustituirles. Estas dos superpotencias, EEUU y la URSS, representaban dos modelos económicos y políticos radicalmente diferentes. Su alianza fue forzada por la necesidad de derrotar a las potencias del Eje. Nada más derrotar a Hitler, en la conferencia de Potsdam, aparecieron diferencias entre los vencedores. La Guerra Fría estaba a punto de comenzar.

 

Introducción

Los virajes hacia la guerra
(1931-1939)

La guerra europea
(1939-1941)

La guerra mundial
(1941-1943)

La victoria de los aliados
(1943-1945)

El nuevo orden impuesto por las potencias del Eje

El mundo tras la guerra

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas