El fascismo italiano

Benito Mussolini creó en 1921 el Partido Nacional Fascista. En 1922, apoyándose el miedo de las clases medias a una revolución comunista, Mussolini  dio un golpe de Estado (“La Marcha sobre Roma”) que, contando con la simpatía del rey Víctor Manuel III, del ejército y de la burguesía italiana, le llevó al poder en 1922.

A partir de 1924 Mussolini  aceleró el proceso de implantación de la dictadura fascista. Abolió los partidos y sindicatos, suprimió cualquier libertad política, y se proclamó Duce. En adelante, la propaganda sistemática llevó a la exaltación de la figura del Duce como líder carismático de la Italia fascista.

El fascismo italiano emprendió diferentes políticas con diferente éxito:

  • Manteniendo el sistema capitalista y la propiedad de la burguesía, el estado fascista intervino activamente en la economía.
  • Expansión territorial en África (Etiopía o Abisina) y los Balcanes.

 

Introducción

Las características del fascismo

El fascismo italiano

El nacionalsocialismo alemán

El expansionismo y el racismo nazi

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas