3.2. Los países desarrollados


En 2006, la UE es la mayor economía mundial. Especialmente después de sus últimas ampliaciones, ha aumentado el grado de heterogeneidad económica entre sus miembros: grandes diferencias de producto per capita separan Irlanda de Bulgaria. Sin embargo, todos ellos pertenecen al grupo de desarrollo humano alto. El avance de la integración se manifiesta no sólo a través de repetidas ampliaciones sino también mediante otros episodios tan llamativos como fue el inicio, en 2002, de la circulación de una moneda común en catorce países miembros. La UE-15, esto es, la anterior a las dos últimas ampliaciones, se caracteriza por contar con un amplio sector público y una elevada presión fiscal. De ahí unas generosas prestaciones sociales y una distribución de la renta más bien igualitaria. Estas características son menos acusadas en los países anglosajones que en los continentales. Toda Europa parece aquejada de un problema que podría tener consecuencias graves a largo plazo: la pérdida de impulso en el terreno de la innovación tecnológica, el principal componente del crecimiento económico, frente a EEUU y Asia.

Los EEUU han pasado a segunda posición por tamaño económico. No obstante, su producto per capita supera ampliamente a la media europea. Su modelo económico y social es más individualista y menos protector que el europeo. También es más flexible e innovador. Pese a las diferencias de renta entre los estados norteamericanos, la cohesión económica interna de los EEUU es mayor a la de la UE, incluso prescindiendo de Luxemburgo, el país más rico del mundo. En 2007, el producto per capita en PPA (paridad de poder adquisitivo) de Irlanda es casi cuatro veces mayor que el de Bulgaria. En 2004, la diferencia de renta disponible entre New Hampshire y West Virginia no llegaba dos.

Hasta mediados de los setenta, la UE convergió económicamente con EEUU, como prueba la aproximación entre sus respectivos productos per capita. Desde comienzos de la década de los noventa, la economía norteamericana ha vuelto distanciarse de la europea gracias a un mayor crecimiento. Una de las razones es que los norteamericanos trabajan más: crean más empleos, hay más activos y menos desempleados, empiezan antes a trabajar y se retiran más tarde. También son algo más productivos por hora trabajada. Las ventajas norteamericanas en productividad del trabajo se explican principalmente por la educación de la mano de obra, el esfuerzo en I + D y la inversión en TIC (tecnologías de la información y las comunicaciones). Al mayor crecimiento norteamericano han contribuido también otros factores económicos y culturales que favorecen el esfuerzo y el espíritu empresarial y reducen la aversión al riesgo.

Pese a una cierta revitalización de la economía norteamericana en la década de los noventa, su futuro no está exento de sombras: rápido crecimiento del déficit fiscal y de la deuda pública, baja tasa de ahorro, gran endeudamiento externo y enorme déficit comercial.

La economía japonesa ha salido recientemente de una prolongada crisis que afectó seriamente a un país acostumbrado a altas tasas de crecimiento económico. En el origen de esa crisis, que se inicia en 1991, está la brusca caída de los precios de las acciones y de las propiedades inmobiliarias, que habían alcanzado niveles extraordinarios entre 1986 y 1990. Durante la década de 1990, el gobierno japonés fue incapaz de adoptar una política económica que sacase a Japón del estancamiento. No por ello ha dejado Japón de ser una potencia económica. Su economía es la tercera del mundo. Su capacidad, basada en la innovación tecnológica, para producir y exportar productos industriales cada vez más sofisticados está bien demostrada. Su producto per capita actual está por detrás de los países europeos más ricos.

La economía mundial contemporánea                                                                    China e India

Autor: Rafael Dobado González

 

Introducción

La globalización a lo largo del siglo XX: la economía

La segunda globalización y sus resultados

La demografía: el crecimiento de la población

La transición demográfica a escala mundial

Los cambios en la distribución espacial

La  economía actual: tendencias económicas de las tres últimas décadas

Los países desarrollados

China e India

La persistencia del subdesarrollo

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


Google
Search WWW Search www.historiasiglo20.org

2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas