5.2. Pérdidas humanas y materiales

La Primera Guerra Mundial alcanzó unas dimensiones nunca antes vistas. Los combates se extendieron a frentes en varios continentes, duraron más de cuatro años y movilizaron a millones de efectivos. Los contendientes usaron todas las armas resultantes de los avances técnicos de fines del siglo XIX y comienzos del XX (cañones de gran calibre y alcance, ametralladores, armas químicas, aviones, tanques, submarinos, automóviles, etc.).

Las pérdidas humanas alcanzaron cifras previamente inimaginables. El coste humano del conflicto debió rondar los diez millones de muertos y el doble de heridos. Estas cifras superan a las de todas las guerras habidas durante el siglo XIX. Si tenemos en cuenta las pérdidas civiles, puede que, incluyendo el déficit de nacimientos, la epidemia conocida como “gripe española” y los genocidios, Europa, excluida Rusia, casi el 10% de los aproximadamente 250 millones de habitantes con que contaba antes de la guerra. En Rusia, la Revolución bolchevique y la guerra civil posterior engrosaron la factura demográfica muy por encima de esa cifra.

En los países que hicieron un mayor esfuerzo bélico los fallecimientos de Adultos en edad laboral alcanzaron proporciones no despreciables: Francia, 7,2%; Turquía y Bulgaria, 6,8%; Alemania, 6,3%. Las pérdidas de capital físico (maquinaria, edificios, infraestructuras, etc.) por destrucciones materiales, interrupción de las inversiones y mantenimiento insuficiente alcanzó a un 3,5% del existente en 1914. Aunque fue mucho mayor en algunos países (Bélgica, Polonia y Serbia) o regiones (Francia septentrional). Las inversiones exteriores, antaño importantes, de Gran Bretaña y Francia se habían reducido sustancialmente. Las de Alemania prácticamente habían desparecido. La flota británica había sido duramente castigada. Con ser graves, las pérdidas humanas y materiales podrían haberse superado mediante la reconstrucción. Sin embargo, ésta se vio dificultada por problemas adicionales.

Aspectos económicos del esfuerzo bélico           La “herencia” financiera de la guerra y la paz

Autor: Rafael Dobado González

 

 

 

Introducción

Los antecedentes 1870-1914

Los cambios de fin de siglo y los conflictos entre las potencias

La formación de las alianzas 1893-1907

El camino hacia la guerra 1905-1914

La guerra mundial 1914-1918

1914: La guerra de movimientos

1915-16: La guerra de posiciones

1917: El año clave

1918: El desenlace

Los tratados de paz: la conferencia de París

Las posturas divergentes de los vencedores

Los tratados de paz

El problema soviético y el aislamiento norteamericano

Unos malos tratados de paz

Las relaciones internacionales tras el conflicto 1919-1924: La Sociedad de Naciones

La difícil aplicación de los tratados

La aplicación del Tratado de Versalles: el problema alemán

Las consecuencias económicas de la guerra y de la paz

Pérdidas humanas y materiales

La “herencia” financiera de la guerra y la paz

Textos históricos

Cuestionarios y ejercicios

Historia del mundo
en el siglo XX

Historia de las relaciones
internacionales en el siglo XX

 


2010 © Juan Carlos Ocaña

Este sitio web está alojado en el
Instituto de Tecnologías Educativas