Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Tratado de Londres
1915

La neutralidad italiana en 1914
 



CONTACTA


Glosario - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


La posición de Italia en la Triple Alianza había sido cada vez más incómoda. Tras arreglar sus pleitos coloniales con Francia y obtener su beneplácito para la anexión italiana de Libia en 1912, las diferencias entre Italia y Austria-Hungría se habían hecho cada vez más evidentes. Ambas potencias pugnaban por la hegemonía en el Adriático e Italia aspiraba a territorios poblados por italianos bajo el dominio de Viena.

Tras declararse neutral el 3 de agosto de 1914, el gobierno italiano inicia una negociación con ambas alianzas. Finalmente, en abril de 1915 firma el Tratado secreto de Londres con la Triple Entente. En él se promete a Italia la anexión tras el fin de la guerra del Trentino, el Tirol meridional, Trieste, Istria, parte de Dalmacia... Italia cambia de aliados y entra en la guerra junto a la Entente.

Las prometidas anexiones de este tratado no se concretarán en la Conferencia de París de 1919, lo que engendrará un profundo descontento nacionalista en Italia.