Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


El Pacto Briand-Kellogg
1928
 



CONTACTA


Glosario - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Buscando ligar a EE.UU. a una alianza dirigida a frenar una posible vuelta al expansionismo aleman, el ministro de asuntos exteriores francés, Aristide Briand, propuso a la potencia norteamericana un pacto bilateral de no agresión en la primavera de 1927. Alentado por la opinión más pacifista y menos aislacionista de su país, el secretario de estado norteamericano, Frank B. Kellogg, propuso que el pacto se convirtiera en un tratado multilateral, lo cual fue aceptado por Francia.

Como resultado de la propuesta de Kellogg, casi todas las naciones del mundo firmaron finalmente el Pacto Briand-Kellogg, acordando renunciar a la guerra como instrumento de política internacional y solucionar todos los conflictos internacionales de manera pacífica. Hubo múltiples matices a este compromiso, por ejemplo, la guerra en defensa propia, las obligaciones militares que surgieran del pacto de la Liga de Naciones, la doctrina Monroe o los tratados de alianza acordados tras la I Guerra Mundial. Si unimos todas estas excepciones al hecho de que el tratado no estableció ningún método para forzar su cumplimiento, podemos entender como el Pacto resultó totalmente inútil.