Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Principio de las Nacionalidades

Wilson, Clemenceau y Lloyd George
en la conferencia de París
 



CONTACTA


Glosario - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Uno de los principios esenciales del proyecto diseñado por Wilson para el nuevo mundo que surgiría tras la guerra. Básicamente se centraba en el reconocimiento del derecho de los pueblos o naciones europeas a la autodeterminación política, es decir, a la construcción de su propio estado si este era su deseo. El presidente norteamericano pensaba al enunciar este principio en los pueblos sometidos a los imperios alemán, austro-húngaro y ruso.

Wilson ha sido acusado de ingenuidad y de desconocimiento de la compleja realidad europea. La aplicación de este principio en la enrevesada realidad nacional de la Europa central y oriental creó grandes dificultades a la hora de diseñar las fronteras de los nuevos estados. La existencia de minorías nacionales en los nuevos países fue la norma general, constituyendo un germen latente de conflicto y de nueva aplicación del derecho de autodeterminación.

La realidad de los tratados de paz no respondió a los altos ideales de Wilson. Son múltiples los ejemplos en los que el principio de las nacionalidades no se cumplió, bien para favorecer a los vencedores, bien para perjudicar a los derrotados. La vieja política realista, los tratados firmados durante el conflicto y los intereses de potencia se impusieron sobre los ideales de justicia, libertad y autodeterminación de los pueblos.