Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


La Coexistencia Pacífica


Kennedy y Kruschev
 se estrechan la mano

 



CONTACTA


Glosario - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


En 1955 en el XX Congreso del PCUS en el que Kruschev inició la desestalinización, el líder soviético lanzó una nueva política exterior para la URSS, la "coexistencia pacífica". Una nueva orientación que muy pronto fue condenada por la dirección china como "revisionista".

¿Qué factores explican este giro hacia la cohabitación y la distensión?

  • La toma de conciencia de las consecuencias de una guerra nuclear en un momento en que ambos contendientes acumulaban arsenales suficientes para destruir varias veces a su enemigo. Lo que se vino a denominar "el equilibrio del terror".

  • El relativo sentimiento de seguridad que la URSS sentía desde que poseía el arma nuclear (bomba A en 1949, bomba H en 1953) y los medios (superbombarderos, misiles, submarinos) para lanzarla en cualquier parte del territorio enemigo.

  • La necesidad de un largo período de paz que permitiera a Kruschev emprender sus faraónicos proyectos de modernización económica (presas gigantes en el Volga, irrigación de grandes zonas semidesérticas en Asia Central...)

En este marco se produce la teoría política que sustentará la política internacional soviética durante casi veinte años. Esta posición partía de una visión optimista para el bloque soviético: el relajamiento internacional permitiría ganar a Occidente la batalla económica por mejorar el nivel de vida. Los expertos soviéticos llegaron a pronosticar que la URSS superaría a EE.UU. en nivel de vida ¡antes de 1980!

Esta distensión provocaría también en un Occidente enfrentado al desafío de la descolonización la aparición de contradicciones internas, hasta ese momento ocultas por el agudo enfrentamiento con la URSS. La política "autónoma" del general De Gaulle vino a darle la razón parcialmente a esta presunción.

Otro posible resultado de la nueva política sería sacar a los partidos comunistas occidentales del "ghetto" en el que habían sido colocados tras el golpe de Praga en 1948.

En definitiva, Kruschev, optimista sobre el futuro soviético y escéptico ante la inevitabilidad de una guerra, había fijado en el plazo de una generación el tiempo necesario para superar a EE.UU. en el terreno económico e imponerse en la guerra fría.