Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Margaret Thatcher
1925-

 


CONTACTA


Biografías - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Hija de un tendero, tuvo una larga carrera en el Partido Conservador en el que desempeñó diversos puestos gubernamentales en los años 60 y 70. Cuando en 1979 venció en las elecciones, se convirtió en la primera mujer que accedió al cargo de primer ministro en la historia británica. Se mantuvo en ese puesto hasta 1990, lo que la convirtió en el primer ministro que más tiempo estuvo en el 10 de Downing Street en el siglo XX.

Conocida como la "Dama de Hierro" antes de llegar a ese cargo, demostró lo ajustado de esa expresión tanto en política interior, donde no dudo en desmantelar partes importantes del estado del bienestar británica y aplicar una política de estricto neoliberalismo, como en la política exterior.

Opositora de la distensión antes de llegar Downing Street, fue siempre una aliada fiel de Ronald Reagan al que le unía una gran comunión ideológica y una mutua admiración. Así permitió que en 1986, aviones norteamericanos bombardearan la Libia de Gadafi partiendo de aeropuertos británicos.

En 1982 no dudó en enviar una flota de guerra al Atlántico Sur para recuperar las islas Malvinas que la dictadura argentina había ocupado poco antes. Esta guerra le dio gran popularidad y le permitió ganar las elecciones de 1983. Fue también Thatcher la que llegó a un histórico acuerdo con la China Popular para devolver la colonia de Hong Kong en 1997.

Tras entrevistarse con Gorbachov en 1984, poco antes de su ascenso a la secretaría general del PCUS, manifestó que había encontrado finalmente un "comunista con el que se podía llegar a acuerdos". En 1985, en una visita del líder soviético a Londres, Thatcher le calificó de amigo. No obstante, siempre aconsejó prudencia en las negociaciones con los soviéticos.

Los problemas económicos y sus radicales políticas sociales la hicieron impopular a fines de las noventa y tuvo que enfrentarse a diferentes disensiones en su partido. Finalmente renunció a su cargo en 1990.