Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Francisco Franco
1892-1975

 


CONTACTA


Biografías - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Tras una carrera militar forjada en la guerra de África, Franco fue uno de los generales que se levantaron contra el gobierno de la República el 18 de julio de 1936. Nombrado Generalísimo por los otros generales sublevados, fue nombrado el 1º de octubre de 1936 Jefe del Estado español, cargo que mantuvo hasta su muerte.

Su victoria en la guerra civil española (1936-1939) se debió en gran medida al apoyo eficaz y sostenido que recibió de la Alemania de Hitler y de la Italia de Mussolini, apoyo que recibió pese a que las potencias fascista habían firmado al comenzar el conflicto el hipócrita Pacto de No Intervención.

Al estallar la guerra mundial, en septiembre de 1939, Franco se declara neutral. Sus abiertas simpatías por el Eje se vieron contrarrestadas por la situación de una España recién salida de la guerra civil y por su deseo de no enemistarse con Londres y Washington.

La derrota francesa pareció por un momento impulsar la entrada de España en la guerra junto al Eje: España se declaró "no beligerante" el 12 junio de 1940, no ocultando sus preferencias por el Eje. Sin embargo, las demandas españolas sobre el imperio colonial francés, el desinterés de Hitler por los asuntos mediterráneos y sus deseos de no enemistarse frontalmente con la Francia de Vichy, y la falta de preparación militar de una España destrozada hicieron que finalmente Franco se mantuviera fuera de la guerra. La entrevista que mantuvo con Hitler en Hendaya el 23 de octubre de 1940 corroboró la no incorporación de España al conflicto.

No obstante, tras el ataque nazi sobre la Unión Soviética, Franco envió un cuerpo militar voluntario a luchar junto a los alemanes en el frente oriental: la denominada "División Azul".

Las victorias aliadas hicieron que Franco abandonara la "no beligerancia" y  volviera a la neutralidad el 1º de octubre de 1943,  repatriando a la "División Azul" en noviembre de ese mismo año. Los continuos intentos de aproximación a los Aliados anglosajones no impidieron que el régimen de Franco fuera condenado oficialmente por la ONU en 1946 y que España sufriera el aislamiento político.

El estallido de la "guerra fría" vino a salvar al dictador español. Al ser un firme aliado anticomunista, en  1948  EE.UU. renuncia a desalojarle del poder y el 23 de septiembre de 1953 se firman los acuerdos bilaterales hispano-norteamericanos que significaron el fin del aislamiento internacional y una cierta ayuda económica. En 1955, España ingresó en la ONU.

La "guerra fría" permitió que la España de Franco se integrara en el bloque occidental. Ahora bien, el carácter dictatorial de su régimen impuso que esta integración fuera en un papel secundario. Franco vio rechazados sus intentos de integrar a España en la Comunidad Económica Europea (actual Unión Europea), la OTAN o el Consejo de Europa. Hubo que esperar a la muerte del dictador, en 1975, para que España se integrara plenamente en los diversos organismos internacionales.