Acerca  |   Glosario  |   Biografías  |   Textos  |   Mapas   |   Estadísticas  |   Imágenes  |   Cronología  |   Actividades  |   Enlaces  


Fidel Castro
1926-

 


CONTACTA


Biografías - Indice general
Inicios del siglo XX | Primera Guerra Mundial | Entreguerras 1919-1939 | Segunda Guerra Mundial | La Guerra Fría | El Fin de la Guerra Fría


Hijo de un próspero terrateniente azucarero, Fidel Castro organizó una guerrilla, el Movimiento 26 de Julio, que consiguió derrocar el 1 de enero de 1959 a la dictadura corrupta de Fulgencio Batista, apoyada por EE.UU.

La llegada al poder de los "barbudos", como se conocía a los guerrilleros que bajaron de Sierra Maestra, abrió una verdadera incógnita. Fuertemente nacionalista, sus relaciones con unos EE.UU. que controlaban gran parte de la economía del país se deterioraron con enorme rapidez. Nacionalizó gran parte de la economía e inició el establecimiento de un sistema dictatorial que muy pronto se alineó con la URSS. Gran parte de las clases medias huyeron hacia EE.UU. donde se constituyó un poderoso lobby anti-Castro.

En enero de 1961, justo antes de abandonar el cargo, Eisenhower rompió relaciones diplomáticas. El 15 de abril, Kennedy lanza un intento de invasión del país organizado por la CIA. Bahía de Cochinos o Playa Girón supusieron un vergonzoso fracaso norteamericano y precipitaron aún más el alineamiento de Castro con el bloque soviético. En diciembre de 1961, Castro se proclamó marxista-leninista.

El despliegue de misiles soviéticos en la isla y su descubrimiento por aviones espía de EE.UU. desencadenaron la Crisis de los Misiles de Cuba en 1962, el momento en el que el mundo se halló más cerca de una guerra nuclear. La retirada de los misiles ordenada finalmente por Kruschev supuso una humillante derrota para un Castro que hubiera sido partidario de plantar cara a Washington. Pese a ello su apoyo a las tesis soviéticas siguió siendo absolutamente disciplinado. En 1968 apoyó la invasión de Checoslovaquia.

En adelante, Castro se convirtió en el gran abanderado del Tercer Mundo contra el "imperialismo americano". Pese al embargo comercial americano, su economía, fuertemente subvencionada por la URSS, le permitió acometer avances sociales e iniciar una activa política internacional de apoyo a los movimientos guerrilleros en América Latina e, incluso, el envío de tropas a Angola (1975) y Etiopía (1977).

La caída de la URSS en 1991 le convirtió en un dictador marginal al frente de una de las pocas dictaduras comunistas supervivientes. La desaparición de la ayuda soviética precipitó el colapso de la economía cubana. Castro tuvo que abrir desesperadamente el país al turismo, mientras continuaba con una dura represión de toda disidencia.